Saltar al contenido

¿Es el peróxido de hidrógeno tóxico?

Estás aquí:
< Todos los temas

El peróxido de hidrógeno está compuesto por átomos de hidrógeno y de oxígeno. Se descompone sin dejar rastros en agua y oxígeno y es un potente oxidante. Por lo que puede tener un efecto nocivo en grandes concentraciones y/o cantidades. En pequeñas dosis o diluido correspondientemente, las enzimas del cuerpo, la catalasa y la peroxidasa, se ocupan de inmediato de su neutralización o descomposición en agua y oxígeno.

Las soluciones de peróxido de hidrógeno se emplean en medicina para la desinfección directa interna y externa de las personas, p. ej., en la boca y la garganta, para hacer lavados de vejiga, tratamientos odontológicos, lavados de odios, etc. Además, se emplean como desinfectante y conservante en diferentes cremas faciales.

A partir del 1,5% de contenido de peróxido de hidrógeno (30 000 ppm del D:50:500) pueden aparecer irritaciones en la piel, por lo que hay que emplear equipos de protección si se aplican soluciones más fuertes.

Tabla de contenidos